Feeds:
Entrades
Comentaris

Posts Tagged ‘Roger Molinas’

Per Roger Molinas (Arqueòleg Glamurós)

Os invitaría a reflexionar sobre si resulta más progresista respetar el derecho a decidir de los habitantes de Bellaterra a no compartir sus impuestos o si, por el contrario, es más de izquierdas una soberanía fiscal más ámplia, como la del Ayuntamiento de Cerdanyola, que redistribuye los ingresos de los ricos entre las calles menos favorecidas y que, por tanto, necesitan más servicios públicos

Roger Molinas, 7è a la llista de l’Hospitalet de Llobregat, municipals de 2015, dins de ICV-EUiA-Pirates i companyia.

Hoy os contaré la breve y épica historia de una pequeña localidad oprimida catalana, Bellaterra, que lucha heroicamente desde hace unos años para conseguir la libertad e independencia de sus represores vecinos de la población de Cerdanyola del Vallès.

Bellaterra es una localidad creada en 1929, cuando un rico farmacéutico, llamado Bartomeu, parceló unos terrenos de su suegro y consiguió que la empresa privada de los Ferrocarriles de Catalunya S.A. hiciera una parada en la misma línea que unía los barrios altos de Barcelona (Sarrià), con Sant Cugat y Sabadell.
A partir de los años 30, esta zona se convirtió en una urbanización de lujo, ideal para las segundas residencias de la burguesía catalana y que contaba con jardines novecentistas. Por el contrario, el municipio del que forma parte, Cerdanyola del Vallès, se convertía en un núcleo industrial y obrero con el establecimiento de fábricas, como Uralita o la de sifones Sarroca, y recibía flujos migratorios del resto de la península en los años 60 y 70, cuando pasó de 3.000 a 50.000 habitantes.

Actualmente Bellaterra tiene una renta anual por persona de 25.799 euros, mucho más del doble que un barrio del centro de Cerdanyola (10.464 euros). Si Bellaterra fuera un municipio independiente, sería la población más adinerada de Catalunya, superando los 22.463 de Matadepera y se convertiría también la segunda población más rica de toda España, a muy poca distancia de Pozuelo de Alarcón (25.957 euros anuales por cabeza).

Bellaterra también tiene el récord catalán en la media de metros cuadrados de sus casas, 699m2, cinco veces más que la media española. Entre sus 2.724 oprimidos vecinos han vivido destacadas figuras del deporte, la música o el periodismo como Shakira y Piqué, David Civera o Mònica Terribas. Obviamente, estas circunstancias han forjado una identidad local diferenciada de sus vecinos que viven en bloques de pisos de 10 plantas, con los que muy posiblemente no coinciden nunca en ninguna parte.

¿Cuándo comenzó el Procés de esta aldea hacia su independencia local? Pues bien, en 1992 los vecinos de este barrio pidieron, por la vía administrativa, convertirse en un municipio independiente, pues estaban hartos de que el Ayuntamiento socialista de Cerdanyola les robara. De los 4 millones de euros que percibía la administración local en este vecindario, sólo medio millón era invertido en sus chalets adosados, el resto de los millones robados iba a parar a las calles llenos de obreros, proletarios y trabajadores. El expediente, sin embargo, fue denegado por la Generalitat, ya que no cumplía con la formalidad de tener 3 kilómetros de terreno no urbanizable.
Pero la revolucionaria lucha por la liberación fiscal y local de Bellaterra no había hecho más que empezar. En 2008, después de muchas movilizaciones vecinales, consiguieron que la Generalitat y Cerdanyola les concediera una cierta autonomía, mediante de una Entidad Municipal Descentralizada (EMD). Esta entidad sería dependiente, sin embargo, del Ayuntamiento de Cerdanyola, que en ese momento estaba gobernado por ICV y CIU, con el alcalde eco-socialista Toni Morral, actualmente Secretario General de Crida Nacional, el partido de Puigdemont.
Esta EMD está gobernada por un partido independentista local, Gent de Bellaterra, aunque en el resto de elecciones votan masivamente a Convergència y a sus nuevas marcas (Junts per Catalunya, PDeCAT, etc). Este ente municipal, sin embargo, sigue sufriendo un elevado déficit fiscal respecto a los barrios proletarios de Cerdanyola: de los 4 millones de euros recaudados, sólo gestiona 750.000 euros, de los que destina 160.000 a sueldos de cuatro concejales y una cantidad similar en litigar judicialmente contra el Ayuntamiento para conseguir su liberación local.
Tan sólo un 60% del presupuesto recae finalmente en los ciudadanos. Y ¿en qué se ha gastado? Pues en la creación de patrullas ciudadanas, una policía propia sin armamento, que vigila sus inmensos chalets adosados y sus piscinas, pues Bellaterra no se fía de la policía local del Ayuntamiento opresor, que los trata como una colonia.

Pero los incansables luchadores de Bellaterra no se arrodillaron ante esta autonomía de feria, que no devolvía la plena soberanía fiscal y no ponía fin al expolio fiscal por parte de los rateros barrios obreros. Ellos querían su pastel entero. Así pues, decidieron dar la voz al pueblo, poniendo las urnas y convocando un referéndum para convertirse en un municipio libre y soberano en septiembre de 2015.

El Ayuntamiento de Cerdanyola, gobernado entonces por Carles Escolà de Compromís per Cerdanyola, una marca blanca de la CUP, permitió la celebración de esta consulta, que sólo se topó con el voto contrario de Ciudadanos. Participó el 53,57% del censo y el «Sí» a la independencia llegó al 94% de los participantes.

La Generalitat, gobernada entonces por Artur Mas de CiU con el apoyo de ERC, decidió que aquel referéndum no tenía ninguna validez y no respetaron el resultado. El único partido político del Parlament que defendió aplicar el mandato de las urnas fue el Partido Popular (PP).

Haciendo gala de su heroica resistencia y astucia, los dirigentes de Bellaterra han propuesto recientemente una nueva jugada maestra: recoger firmas para pedir que Bellaterra pase a formar parte del municipio de Sant Cugat del Vallés, una población con quienes comparten un nivel de riqueza similar (18.326 euros, casi el doble que Cerdanyola sin Bellaterra) y, por tanto, una identidad local más cercana que no con los proletarios que van a la piscina municipal.

Como apunte final, simplemente os invitaría a reflexionar sobre si resulta más progresista respetar el derecho a decidir de los habitantes de Bellaterra a no compartir sus impuestos o si, por el contrario, es más de izquierdas una soberanía fiscal más amplia, como la del Ayuntamiento de Cerdanyola, que redistribuye fiscalmente los ingresos de los ricos entre aquellas calles menos favorecidas y que, por tanto, necesitan más servicios públicos.

4 Comments en El ‘Procés’ de Bellaterra para su liberación fiscal:

Ubaldo Plaza // 20/11/2019 en 15:15 // Responder
Magnífico (e irónico) artículo de Molinas. Debería ser de lectura obligatoria en las escuelas y asambleas de barrios populares para que los señoritos de la burguesía, y algunos charnegos acomplejados que aconmpañan el expolio de las clases dirigentes, algunos ignorándolo, se enteraran de que cuando van a quemar Barcelona o a cortar autopistas, a quien favorecen es a estos insolidarios reaccionarios de las clases muy ricas. Los ricos quieren la independencia porque eso les permitiría que ningún alcalde de izquierdas se atreviera a semejante desfachatez, como hace el alcalde de Cerdanyona. Porque de eso se trata. Y todos aquellos que acompñan a los neofalangistas cortando calles, si llegara el momento,serían sacrificados por la «patria catalana» en limpieza étnica; porque su sangre charnega no podría mezclarse con la aria de los ricos. Dice la sabiduría popular «no hay más tonto que un obrero que vota a la derecha». Ahora hay que añadir, «Y tonto, muy tonto p´a ciempre, si ademas de votar a la derecha, vota al nacionalismo, es decir, a la base del fascismo, la intolerancia, y las desigualdades por las que toda la derecha suspira, y se quieja de que los obreros tenga algo más que la simple manutención para que estén en condiciones de ser explotados.

Mohamed // 20/11/2019 en 18:01 // Responder
Bellaterra es un localidad central del marco que forman las localidades de cedanyola del Vallés, sant cugat,Sabadell,sant quirze del Vallés ,bosques y montaña impresionante belleza del territorio catalan.
Sus habitantes tienen derecho a tener parques , aceras calles limpios que dan una imagen equivalente a los chalets preciosos patrimonios de los habitantes de Bellaterra.
Sin embargo en una democracia los habitantes de bellaterra tienen derecho tener su localidad bien vistda de mejores parques,calles y plazas de toda Cataluña que es fruto de los impuestos que pagan sus habitantes.

Miguel // 20/11/2019 en 20:17 // Responder
El principal motivo para querer cambiar de municipio no es el economico, es la falta de integracion con Cerdanyola, cultural, de ocio, colegios, sanidad, etc porque los habitantes de Bellaterra hacemos vida en Sant Cugat, segun demuestran estudios recientes de habitos sociales. Tambien intervienen motivos economicos, no hay duda. La Comision de vecinos que gestiona este proyecto hemos elaborado una memoria que lo explica todo, y se la hemos entregado al alcalde de Cerdanyola.

Toni // 20/11/2019 en 22:15 // Responder
Este artículo rezuma una demagogia muy sospechosa! Desconozco si el Sr. Molinas conoce Bellaterra. Imagino que no, porque si hubiera intentado pasear por sus calles se hubiera dado cuenta de lo abandonadas que están. A la mayoría de vecinos de Bellaterra nos gustaría poder salir a la calle sin riesgo de que nos atropelle uno de los miles de vehículos que circulan cada día en calles en las que las muchas aceras apenas tienen medio metro de ancho. Lo que reclamamos es poder disponer en nuestro barrio de los servicios públicos mínimos como cualquier barrio de Cerdanyola, como por ejemplo un centro médico para no tener que desplazarnos a Sant Cugat. La reacción mayoritaria de los vecinos es simplemente consecuencia de la dejadez del ayuntamiento de Cerdanyola durante tantos años en la prestación de unos servicios públicos básicos.

Sobre Roger Molinas (Arqueòleg Glamurós) “Busco en el passat eines per entendre el present i transformar el futur. També sóc treballador precari, activista social, polític i digital en mill lluites i autor del llibre ‘Patrimonicidi’”

Read Full Post »